jueves, 1 de marzo de 2012

SECRETO NO.1

SECRETO No.1
UN PLAN PERSONAL DIARIO

Una ama de casa de tiempo completo invierte un promedio de 55 horas semanales en sus tareas. Esto abarca todo, desde la planeación de las comidas hasta su preparación; limpieza, lavado, visitas a la tienda de abarrotes, y todo lo demás. Ahora, si el ama de casa trabaja fuera tiempo completo, el tiempo dedicado a la casa se reducirá automáticamente a la mitad. Las buenas noticias son que ya sea que trabaje tiempo completo o no, se puede reducir considerablemente el tiempo que pasa atendiendo los deberes domésticos.
Los mejores gerentes del mundo de los negocios logran que las cosas se hagan por medio de un plan de trabajo. Al igual que ellos, usted puede manejar mejor su casa y obtener mayores beneficios teniendo un plan diario.
Es increíblemente fácil establecer un plan personal diario. Tome una hoja de papel y escriba a la izquierda las horas del día en secciones incrementadas en 15 minutos, desde el momento en que se levanta, hasta cuando se acuesta. Divida la hoja en siete columnas y escriba los días de la semana en la parte superior. Inmediatamente anote allí lo siguiente: levantarse, acostarse, arreglar, la casa, comidas, compromisos diversos y horas de trabajo, si lo hace fuera del hogar.

COMO EVITAR EL EXCESO DE TRABAJO

El siguiente paso es elaborar un plan para realizar las tareas diarias sin que usted se exceda.


* Primero, haga una lista de todas las tareas domésticas pesadas: Lavar, trapear, sacudir, limpiar los baños, cocinar, ir de compras, etc. (Nota: tarea pesada es toda aquella que requiere más de 15 minutos para efectuarla).
* Luego, distribuya una tarea pesada para cada día de la semana. Por ejemplo: lunes, cocina; martes, cambiar las camas, lavar, doblar y separar la ropa; miércoles, limpieza de baños, planear el menú, compras; jueves, aspirar o trapear toda la casa, cocinar para el sábado; viernes, sacudir y hacer la preparación final para el sábado.
* Añada de tres a cinco minitareas a cada una de las ocupaciones pesadas. (Nota: una minitarea es cualquiera que requiera más de 5 minutos para realizarla.) Por ejemplo: el día que sacuda, limpie una ventana y una persiana.


Necesitamos revisar nuestras normas acerca de lo que es un hogar "limpio", considerando todas las posibilidades, dentro de la medida del tiempo. He descubierto que cuando el volumen de trabajo se reparte proporcionalmente entre una tarea pesada y varias otras pequeñas al día, y aspiramos y sacudimos el fin de semana, es posible tener un hogar razonablemente limpio el sábado.
Pero lo más recomendable es que si pospongo una tarea pesada; la deje para la siguiente semana, no para el día siguiente! Si trato de hacerlo, no resultará, ya que me sobrecargaré de trabajo. (Excepción: siempre debe lavarse la ropa, a menos que tenga suficiente ropa limpia para dos fines de semana). Dependiendo de las circunstancias, las tareas pesadas pueden posponerse ocasionalmente sin ningún temor.
* Finalmente, pula poco a poco su plan de trabajo hasta adaptarlo perfectamente a sus necesidades. No olvide que nuestra vida y nuestras circunstancias cambian constantemente. Si el primer plan no funciona, inténtelo de nuevo hasta lograrlo. 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada