jueves, 3 de enero de 2013

PLANIFICAR LAS COMPRAS




Me encontré con una copia de un  recorte de periódico viejo (o revista) que tenía guardado y al leerlo vi que eran excelentes tips para este inicio de año. Aquí se los comparto:


Planificación de las compras
Tener una casa cómoda y bien provista no implica gastar mucho dinero, sino saber administrar de una manera lógica y ordenada los recursos disponibles. Para ello, es fundamental aprender a planificar las compras, considerando algunos cuantos trucos que servirán para elegir correctamente.

1. Piense en forma anticipada el menú para cada día de la semana y elabore una lista de los alimentos necesarios. Así evitará salidas imprevistas para comprar el ingrediente faltante, y también evitará comprar elementos extra que después no usará. Por otra parte, sí es buena idea comprar algunos productos para guardar que dejará en la despensa, pensando en cualquier posible necesidad futura.

2. Averigüe en alguna ocasión en que vaya a comprar algo al establecimiento donde irá después a hacer la compra grande cuáles son los días más concurridos, e intente evitarlos. No hay nada más incómodo que elegir calidades y precios en medio de una multitud, con carros atravesados y gente apurada por pasar.

3. Cuando entre en el supermercado, propóngase respetar la lista previamente confeccionada. No olvide que el negocio de estas empresas se basa en las tentaciones de los consumidores que van en busca de tres cosas y terminan llevando diez. Si tiene una lista larga, escriba la misma empezando por lo más importante, y dejando para después lo que tiene menor relevancia. En caso de que se quede con poco dinero para terminar la compra, será preferible dejar afuera lo menos fundamental. Para saber cómo va su presupuesto, es buena idea llevar un cálculo aproximado de lo que está gastando.

4. Compare precios entre las distintas marcas y los diferentes comercios, pero tenga en cuenta la cantidad y la calidad de los productos. No se trata de desmejorar el nivel de vida familiar, sino de cuidar en lo posible el presupuesto.

5. No se deje engañar con el cartelito de "oferta"; las promociones en ocasiones no son tales. Coteje el artículo en cuestión con el de otras marcas y, si en realidad conviene, compre para guardar.

6. Una estrategia de ventas muy estudiada es la de colocar en las primeras góndolas del supermercado los elementos de menor consumo, y en las finales los más necesarios. De esta manera, el local "obliga" al consumidor a pasar - y tentarse - por todos sus productos antes de llegar a lo que en realidad le hace falta. Por eso, diríjase a la sección que le interesa sin detenerse en las superfluas, a menos que busque expresamente dar o darse un gusto.

7. Muchos establecimientos comerciales tienen programadas sus ofertas: ciertos días rebajan determinados productos, y en jornadas también específicas, otros. Pida folletos y planifique sus compras.

8. Controle el estado de la fruta y la verdura embolsadas. No olvide que comprar artículos baratos pero de dudosa calidad finalmente resulta más caro.

9. Fíjese que las latas no estén abolladas ni bombeadas (puede ser síntoma de mal estado) y verifique el día de vencimiento. Tenga especial precaución con los productos importados.

10. El refrigerador es un aparato al que le podemos sacar mucho provecho, permite guardar verduras y frutas de estación durante todo el año y preservar buena parte de la mercadería adquirida en oferta. No olvide anotar la fecha de congelamiento en cada producto.

11. Si compra productos congelados en verano, asegúrese de que la refrigeración de los mismos funciona bien y escoja los alimentos del fondo para asegurarse de que estén bien frescos.

11. Finalmente, corrobore al llegar a su casa que tiene todo lo que fue a buscar. Pudo olvidar una bolsa, haber dejado de comprar un artículo de importancia o quebrado algo. En tal caso, intente solucionarlo cuanto antes, para no perder nada y dejar su hogar bien aprovisionado. 


Otro tip que me ha funcionado es que tengo una vecina comadre, y nos juntamos para ir a las tiendas donde venden más barato pero es más producto entonces dividimos la compra, igualmente vamos todos los miércoles al mercado sobre ruedas, o cuando podemos al mercado de abastos y las frutas y verduras compradas ahí duran mucho más tiempo que las del supermercado. :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada